sábado, 16 de marzo de 2013

Tranvias de El Salvador

La República de El Salvador es el país más pequeño y más densamente poblado de Centro América y uno de los dos países (el otro es Belice) que carecen de costas en ambos océanos, Atlántico y Pacífico (ver mapa). Con un área de 8,124 millas cuadradas, El Salvador tiene el tamaño (y forma) del estado de Nueva Jersey, Estados Unidos de América. La mayor parte de los seis millones de habitantes de El Salvador viven en una meseta central rodeada de montañas y volcanes. El país ha sido asolado por varios terremotos a través de su historia. Un cuarto de la población total habita en su capital, San Salvador. La primera línea ferroviaria de El Salvador era de ocho millas de largo, tirada por animales y recorría el tramo entre las ciudades de San Salvador y Santa Tecla (ciudad a veces llamada Nueva San Salvador), la cual comenzó a operar el 26 de julio de 1876 (ver mapa).

(1) San Salvador - Santa Tecla
En el año 1872 el Presidente Santiago González otorgó a un ingeniero de ciudadanía francesa, nacido en Prusia, llamado Jean-Louis Bueron (Büron), el contrato para construir las líneas ferroviarias para unir los principales puertos del país: Acajutla, La Unión y La Libertad (ver mapa y texto de Lindo-Fuentes). Bueron comenzó con el tramo que comprendía la zona entre San Salvador y Santa Tecla, de la ruta planificada hacia La Libertad, e instaló la primera línea ferroviaria de El Salvador el 24 de junio de 1873 [ver García]. La rara fotografía puesta a continuación, muestra al Presidente Santiago González en la inauguración de la nueva ruta. El hombre al centro de la fotografía con su pié posicionado sobre el riel es probablemente Juan Luis Bueron [col. Consejo Nacional para la Cultura y el Arte]:

El periódico Gaceta Oficial de El Salvador del día 27 de julio de 1876 [mencionado por García], reportó la inauguración que se llevó a cabo el día anterior: El primer tren tirado por caballos desde la ciudad de Santa Tecla, conducido por Bueron, fue recibido por el Presidente González y un gran grupo de personas a su llegada a la puerta de Santa Lucía en la ciudad capital. (Pector afirma que la línea fue completada e inaugurada en 1873, pero que los carros recorrían solamente hasta la zona de El Arenal [ver mapa]). Los salvadoreños reclamaban tener el cuarto ferrocarril de Centro América – precedido únicamente por el Ferrocarril de Panamá y líneas cortas que recorrían tramos en Costa Rica y Honduras. Bueron anunció que a partir del 27 de julio, los vagones saldrían de Santa Tecla cada día a las 7 y 11AM y 3:30 PM, y de San Salvador a las 8:15 AM, 12:15 y 7PM [ver García]. Las ediciones de la Gaceta Oficial de los días 13 y 22 de Agosto reportaron pesados cargamentos en los tranvías y expresaron confianza que pronto la línea férrea llegaría hasta el puerto de La Libertad.
Eso nunca sucedió. No se sabe mucho sobre la operación de Tranvías de San Salvador y Santa Tecla en los años de la década de 1880, excepto que el servicio se deterioró. No hay fotografías de los carros, ni mapa de la línea, ni algún otro reporte que otorgue mayor información. En 1894 una nueva empresa llamada Ferrocarril de San Salvador y Santa Tecla construyó una línea de vapor, con entrevía de 3 pies, a lo largo de la misma ruta [ver mapa], la línea de tranvías cerró operaciones y la compañía Tranvías construyó un nuevo sistema de vías en la capital. El historiador belga dice que Ferrocarril Urbano de El Salvador abrió su primera línea en el año 1894 y que la compañía adoptó el nombre original, Tranvías de San Salvador y Santa Tecla, en el año 1899 [ver Pector].
Los registros de la John Stephenson Company, el famoso constructor de tranvías de Nueva York, están extraviados, pero anuncios que aparecieron en los Estados Unidos en revistas de transporte alrededor del año 1890, muestran que esa empresa suplió equipo a la ciudad de San Salvador. Fotos de postales publicadas en San Salvador en el siglo XX, muestran tranvías del tipo que Stephenson construyó en la década de los años de 1870 y se cree que los vehículos que recorrieron el tramo urbano de la capital, son los mismos que operaron en la línea de la zona de Santa Tecla muchos años antes. Algunos mostraban las iniciales "T.deS.S.yS.T." en los costados. La foto postal a continuación, publicada alrededor del año 1904, muestra un tranvía en el suburbio de San Jacinto [ver mapa]. La línea interurbana hacia Santa Tecla probablemente se veía muy similar a esta [col. AM]:

Detalle de la imagen mostrada arriba [col. AM]:
Esta es una fotografía tomada en la fábrica Stephenson en Nueva York, la cual muestra el tipo de tranvía que se construyó en los años de 1870s. Es el mismo tipo de tranvía mostrado arriba y en otras vistas de San Salvador (y Sonsonate) mostradas en esta página [col. AM]:

La siguiente foto postal muestra una terminal de tranvías – tal vez en la zona de Mejicanos o Aculhuaca [ver mapa]. Nótese la anchura de la entrevía – muy similar a la mostrada en la primera fotografía de esta página. Aparentemente T.deS.S.yS.T. instaló las primeras vías férreas del sistema urbano para acomodar los carros de la flota existente [col. AM]:

La inscripción era todavía legible en los años 1920s en algunos de los tranvías en San Salvador [col. AM]:

La presencia de las iniciales, por supuesto, no es prueba que Tranvías de San Salvador y Santa Tecla fue siempre el nombre del operador. Un Buletín publicado en 1908 del Buró Internacional de las Repúblicas Americanas (Bulletin of the International Bureau of American Republics) menciona una nueva línea de tranvías en San Salvador cuyas vías corren “paralelas a las del Tranvías de Concepción y Occidental". ¿Era Tranvías de Concepción y Occidental el nuevo nombre de la vieja compañía? ¿Era esa la “nueva línea de tranvías"? La Avenida Independencia, que aparece en la fotografía postal mostrada a continuaciòn, llevaba hasta la Estación Occidental situada en el lado este de la ciudad [ver mapa]. Fue llamado Occidental porque los trenes a vapor de Ferrocarril de El Salvador, los cuales finalmente alcanzaron San Salvador en marzo de 1900, viajaban hacia el norte y entonces hacia el oeste, a la parte occidental del país [ver mapa] [col. AM]:

Primer plano de la vista anterior. Los tranvías que aparecen en las tarjetas postales del siglo 20, parecen estar numeradas en el rango del 15 al 30, así que se presume que la compañía poseía un número de 30 carros [col. AM]:

El tranvía número 7 delante de la basilica. Nótese las iniciales "T.deS.S.yS.T." del operador [tarjeta postal, col. AM]:


Una estación de empalme de líneas de tranvías en el centro de San Salvador [ver mapa] [col. AM]:

La fotografía que sigue está fechada 19 de diciembre de 1922. La condición del tranvía parece ser buena – compare con el vehículo en la ilustración previa – el cual tendría 46 años. La explicación es que o fue construido más recientemente o era un carro más viejo que fue reconstruido. O tal vez fue un carro especial que fue utilizado sólo para ocasiones especiales [col. AM]:

Detalle de la imagen anterior. El carro esta numerado 19. Nótese las iniciales "T.deS.S.yS.T." arriba de las ventanas. Este es un diseño clásico de la fàbrica Stephenson. "Garita" = depósito de tranvías [col. AM]:

Otra vista del Mercado localizado en 1a Avenida Sur [ver mapa]. En los años 1920s todas las rutas de tranvías pasaban por este punto. Las iniciales de la empresa son totalmente legibles en estos carros. El rótulo "El Aeroplano CuonKenChon y Cía" es un detalle muy intrigante [postal, col. AM]:

Según la crónica belga antes referida, la primera línea de tranvías de San Salvador de 1894, recorrió desde el Hospital Rosales [ver mapa] hacia el Rastro, vía las calles Bolívar, Las Casas and Franklin [ver Pector]. La última calle no puede ser localizada en ningún mapa – ni siquiera en uno que fue publicado en el año 1895 [postal, col. AM]:

Hubo un proyecto para electrificar el sistema de tranvías de San Salvador en el año 1913. Los tranvías eléctricos operaban en San José, Costa Rica, desde el año 1899, en Ciudad de Panamá desde muchos años antes, así como también había cerca de una docena de sistemas de tranvías eléctricos en Méjico. Pero con la llegada de la Primera Guerra Mundial ya nada más del plan de electrificación fue ejecutado. En los años 1920s, la mayor parte del sistema de tranvías de San Salvador, que ya tenía más de 50 años, estaba en condición precaria. La fotografía que sigue fue tomada en 1925. El engranaje operativo y el cuerpo del carro son originales, pero la parte del techo ha sido reconstruido sin la hilera de pequeñas ventanas superiores [col. AM]:

El 12 de septiembre de 1919, la empresa del Ferrocarril de San Salvador y Santa Tecla – el ferrocarril de vapor de trocha angosta que había reemplazado al tranvía de trocha ancha – ordenó cuatro tranvías operados con baterías a la empresa J. G. Brill Company de Philadelphia. La fotografía de abajo muestra el embarque listo para ser enviado desde la fábrica. Los cuatro carros fueron puestos en operación el día 15 de octubre de 1920 en la misma ruta del ferrocarril de vapor, para así suplementar a los trenes de vapor los cuales continuaban operando. En Santa Tecla los tranvías operados por baterías alcanzaron un recorrido más allá de la estación: ellos doblaron hacia el norte en la nueva vía sobre la avenida Manuel Gallardo, corriendo tres cuadras más hacia el Parque Daniel Hernández [ver mapa] [col. AM]:

Esta tarjeta postal muestra un tranvía operado por batería en la 4a Av. S. junto al Parque (o a la Plaza) Libertad en San Salvador [el pequeño "4" en el mapa]. Fue la estación terminal original del servicio eléctrico del F.deS.S.yS.T. El edificio al fondo es el Portal La Dalia, que aún existe. Las baterías están ubicadas en el compartimiento debajo de la parte central del carro [col. AM]:

En marzo de 1923 el F.de S.S.yS.T. estableció una nueva ruta de tranvías operados por baterías entre su estación de la Calle Gerardo Barrios y la Estación Occidental en la Avenida de la terminal del Ferrocarril de El Salvador [ver mapa y Pan American Union Bulletin]. La foto que sigue fue tomada desde la Plaza Barrios [col. AM]:

En 1924 había un proyecto para reemplazar los tranvías operados por baterías en los dos servicios, el urbano de San Salvador y el interurbano de Santa Tecla, por tranvías eléctricos utilizando cables aéreos. Este proyecto nunca se llevó a cabo. Aquí se muestra otra vista de los tranvías operados por baterías frente al Hotel Nuevo Mundo en la 4a Calle Poniente [ver mapa] [col. AM]:

Acercamiento de la foto que antecede. Nótese el compartimento de la batería [col. AM]:

Para capturar la escena mostrada a continuaciòn, el fotógrafo estaba posicionado de frente a la zona este en la unión de la Calle Concepción y la Calle Oriente, justo donde la Avenida Independencia comienza [ver mapa]. El tranvía esta dirigiéndose hacia la Estación de Occidente a distancia – y está transitando en el lado izquierdo de la calle, ¡al estilo inglés! Nótese el automóvil acercándose por el lado derecho. También nótese el riel de trocha angosta que cruza el plano delantero – utilizado para los tranvías del F.de S.S.yS.T. [postal, col. Marcelo Cáceres Miranda]:

En 1925, La ciudad de San Salvador inicia un programa de pavimentación de calles que simplemente destruyó las líneas de tranvías. El último tranvía tirado por caballos se cree que transitó ese mismo año (la fecha exacta no se puede precisar). Los tranvías de baterías continuaron transitando desde la estación del F.deS.S.yS.T. en la Calle Gerardo Barrios hacia Santa Tecla hasta el año 1929, cuando el ferrocarril fue desmantelado y reemplazado por carreteras. La vieja ruta de tranvías y la ruta de ferrocarril están enterradas debajo de la actual carretera Panamericana [ver mapa].
El Ferrocarril de El Salvador / Salvador Railway continuó transportando pasajeros hasta el año 2002. En los años de los 1960s, además de sus trenes operados por vapor y diesel, se operaban una flota de vehículos operados con gasolina, llamadas Balas de Plata en la zona de San Salvador y entre Acajutla y Sonsonate. El prototipo mostrado a continuación fue fotografiado en San Salvador en el año 1968. La trocha de las vías del F.E.S./S.R. era de 3 pies, lo mismo que la del F.deS.S.yS.T. [col. AM]:

Recientemente, Ferrocarriles Nacionales de El Salvador estabeleció un tren diario entre San Salvador y Apopa a 20 km al norte de la capital [ver FENADESAL]. Pero además de aquello, el único ferrocarril operando actualmente en la ciudad de San Salvador es el "tranvía" que circula dentro de un pequeño parque de diversiones en el Parque Infantil, situado en la Alameda Juan Pablo II, en la zona norte de la ciudad. Parece que la palabra tranvía ha perdido todo su significado [ver mapa].
La historia de los tranvías de San Salvador es muy difícil de investigar. Ya no hay nadie vivo al tiempo presente que haya visto la línea interurbana operando en el año 1876, la cual operó hasta los años 1890s y es desconocida para los historiadores. La historia del tranvía urbano tirado por caballos fue registrada muy pobremente, no se encontraron datos respecto a la fecha de apertura y cierre de dicho servicio, tamaño de la flota, rutas, longitud del sistema o la trocha de las vías. La mayor parte de las historias de la ciudad no hacen mención del sistema de tranvías. La mayoría de edificios mostrados en las tarjetas postales antiguas han sido destruidos en terremotos y son muy difíciles de identificar. Las calles de la ciudad han cambiado de nombre muchas veces y es raro que la información en los mapas concuerde. Ha habido por lo menos dos sistemas de nomenclaturas – la 5a Avenida de hoy era llamada 13a Avenida en 1921, etc. – y la mayoría de veces es difícil descifrar a cuál de las dos se refieren los textos. La descripción de la inauguración mencionada por García dice que una multitud se reunió en "el portal de Santa Lucía" – pero ningún mapa identifica dicho lugar, ninguno de los historiadores consultados pudieron identificar el lugar, así es que el autor no pudo determinar con seguridad la ruta original de la línea pionera que operaba entre las dos ciudades, ruta que fue una de las primeras de esa clase operando en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada