sábado, 16 de marzo de 2013

Monumento Divino Salvador del Mundo




Nuestro país tiene tiene la doble bendición de poseer el nombre de El Salvador asi como tener como patrono al Divino Salvador del Mundo.
Las fiestas del 6 de Agosto se instituyeron siguiendo lo establecido en el santoral Romano, pues se dice que en 1456, el papa Calixto III, estableció el 6 de Agosto en honor al Divino Salvador del Mundo, en acción de gracias por la victoria obtenida por los ejércitos Cristianos contra las fuerzas Musulmanas a las puertas de la ciudad de Belgrado.

Por esta razón desde su fundación en 1526, en la villa de San Salvador las celebraciones del 6 de Agosto se revistieron con un carácter Cívico- Religioso. Respecto a la evolución de las fiestas Agostinas, en la revista “La Quincena” tomo III de 1904 se encuentra registrado que, durante los años de la colonia, desde 1526 hasta 1777 se celebraron las fiestas del Divino Salvador del Mundo con víspera, misa, sermón y paseo del estandarte real, pero estas no tenían de fiesta más que el nombre. Cantadas las vísperas y celebrada la misa todo era arrinconado en la sala de armas y todo el mundo volvía a sus hogares.
Actualmente se mantiene el 6 de agosto como el día cuando se celebra la tradicional "bajada", acto religioso celebrado con mucho fervor por miles de salvadoreños, en el cual se recuerda el pasaje bíblico de la Transfiguracion de Cristo.

Está ubicado en la Plaza de las Américas, al final de la Alameda Roosevelt. Erigido en honor del Divino Salvador, sobre un hermoso pedestal se colocó la estatua que en un principio decoraba la tumba del Dr. Manuel Enrique Araujo, quien fue presidente de la República del 1 de marzo de 1911 al 8 de febrero de 1913. La estatua fue obsequiada por la familia Araujo y el monumento fue develado el 26 de noviembre de 1942, en ocasión de celebrarse el primer congreso eucarístico nacional en San Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada